...

Nemocon

El municipio de Nemocón es un poblado de origen precolombino. En la época de la Conquista de América, el conquistador Gonzalo Jiménez de Quesada se encontraba explorando la hoya y las cabeceras del Río Grande de La Magdalena, en cumplimiento de la misión encomendada por Don Pedro Fernández de Lugo, Gobernador de Santa Marta. En el sitio de Tora tiene conocimento que remontando la cordillera está la tierra de la abundancia y de la sal. Allí llega y encuentra tierras apacibles, sus moradores son los Chibchas, pueblo trabajador y pacífico, que ha forjado una cultura política, social y religiosa, sobre las bases del cultivo de maíz, la explotación de las salinas y el culto a sus dioses.

No es posible fijar fecha sobre la fundación de esta población, que en 1537 encuentran los primeros expedicionarios españoles. Se puede decir que la sal fue el incentivo y la razón de ser de esta población. Etimológicamente, Nemocón significa “Lamento o Rugido de Guerrero” era el sitio en donde los Zipas venían a lanzar sus gemidos y a entonar sus himnos de tristeza en la forma ritual. Al llegar Jiménez de Quesada a Nemocón, valle de sal, – puerta de la sabana- afrontó una batalla ofrecida por las huestes del Zipa, bajo el mando del gran Zaquezazipa, antiguo capitán de Nemequene. Pero las armas de los conquistadores los vencieron. Gonzalo Jiménez de Quesada nostálgico del recuerdo de sus nativos suelos llamará el valle conquistado “Valle de los Alcázares”: Zipaquirá, Cajicá, Chía, hasta llegar al sitio de la fundación de la sede de su Gobierno. El Desarrollo de la Historia de Nemocón Se han señalado algunos aspectos del descubrimiento y conquista, es indudable que los primeros doctrineros fueron los religiosos francis- canos. Documentalmente se hallan perdidos cien años largos de su historia, pues no aparecen archivos entre 1537- 1645.