Con la reapertura económica y gradual de diversos sectores, nuestro país le apuesta a una nueva realidad que por causa de la pandemia incitó a tomar desiciones desde diversos aspectos priorizando y cuidando la salud de todas las personas.

En nuestro Municipio, después de un largo tiempo de cuarentena, se reactiva de manera gradual el turismo, y con esto cada uno de los sectores económicos que se vieron afectados notoriamente.

La atracción turística más importante, la Mina de Sal, abrió sus puertas luego de 8 meses de haber permanecido cerrada, en un evento en el que simbólicamente se permitió el ingreso gratuito de los nemoconenses, siguiendo claramente todos los protocolos de bioseguridad como lo son el lavado estricto de manos, el distanciamiento social, la desinfección de manos y pies, la toma de temperatura, la toma de datos de contacto, y la exigencia del uso del tapabocas dentro y fuera del complejo. De esta forma se logran hacer evidentes cada uno de los cuidados que se tomarán desde ahora para salvaguardar la vida, la salud y el bienestar de visitantes nacionales y extranjeros.

La Mina de Sal, renovada y dispuesta a ofrecer una experiencia maravillosa, mantuvo durante todo este tiempo intervenciones a nivel estructural y físico con el fin de sorprender a cada uno de los visitantes que por esta época deciden salir de la rutina y a conocer un lugar mágico.
De esta manera desde la Administración Municipal, la Dirección de Cultura y Turismo y la Mina de Sal de Nemocón extendemos la invitación para que nos visiten y vivan esta asombrosa experiencia.